Espacio Catódico

jueves, junio 29, 2006

X-Men 3 (Sin Spoilers)

Esto se sale de la temática habitual del blog, pero dado que yo hago las reglas, me las saltaré durante algunas entradas.


X-Men: La decisión Final no es mala película, y no soy el único que lo piensa. Por lo general, entre las críticas que he leído, sólo aquellas que la comparan con el cómic dejan mal a la película.
Dicho esto, la película no es ni mucho menos lo que podía haber sido. ¿Es por el cambio de director? Sí. Y no.
La marcha de Bryan Singer provocó un auténtico caos tras las cámaras, que no hizo ningún bien a la película, pero volveré sobre eso más tarde.
Singer y Rattner son directores bien distintos. El primero entra como una tromba en los proyectos que aborda, interviniendo en el guión, y haciendo cambios incluso durante el rodaje. Varios ejemplos: la escena en la que se conocen Lobezno y Pícara, en la primera peli se improvisó sobre la marcha, al igual que la escena de Kitty en la segunda. El final de la segunda parte se planteó con el rodaje ya avanzado, y en el guión, Lobezno no rechazaba a Mística cuando asume la forma de Jean.
Rattner, en cambio, es un director sin demasiada personalidad. No es que eso sea malo si tienes un buen guión. Personalmente, El Dragón Rojo me gustó bastante más que El Silencio de los Corderos (aunque soy consciente de que no habrá demasiadas personas que opinen lo mismo), quizá porque se acercaba mucho más al libro.

Consideremos por un momento a David Goyer, un tío al que tenía por buen guionista. Si pasamos su guión por gente como Alex Proyas o Christopher Nolan salen películas tan buenas como Dark City o Batman Begins. El tipo escribió las tres películas de Blade. La primera y la segunda fueron dirigidas por Norrington y Del Toro, y él se quejaba de lo mucho que se alejaban esas películas de su guión. Cuando dirigió él la tercera, ese bodrio que responde al nombre de Blade: Trinity, nos dimos cuenta de cómo es su guión si no pasa por un filtro.

Retomando el hilo, Brett Ratner ha hecho un buen trabajo, pero el guión no estaba maduro. Las posibilidades estaban ahí, no habría cambiado ninguno de los puntos argumentales de la película, pero quedaba trabajo por hacer, sobre todo en lo referente al desarrollo de personajes.
Habiendo visto ya la película, y teniendo formada mi opinión, supe algo que vino a darme la razón: los productores de la película, en una decisión que sinceramente no entiendo, decidieron no modificar la fecha de estreno mientras el proyecto pasaba de director en director sin avanzar demasiado. Quizá querían demostrar que podían sacar la película adelante sin Singer, no lo sé. Pero lo que consiguieron fue que, a poco más de un año del estreno, no hubiera siquiera un guión escrito. Hay quien ha llegado a decir que el mayor defecto de la película fue que saliera tan bien, dado que ahora las productoras lo pondrán como argumento de que es posible hacerlo cuando recorten tiempo y presupuesto a otros proyectos.

En resumen, es un digno final a la trilogía si no se hacen más. Y una buena continuación si se retoma la saga. Es una lástima que no haya llegado a ser todo lo que pudo haber sido, pero merece la pena.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home