Espacio Catódico

viernes, agosto 11, 2006

Episodio accidentado

Dada la hora a la que emiten Turno de Guardia, suelo grabarlo y verlo al día siguiente. A veces dejo que se acumulen dos o tres episodios, y los voy viendo cuando encuentro un par de horas libres.
Pero hay días en los que, si me cuesta dormirme, me quedo a verlo. Ayer fue uno de esos días. Y menos mal, o me habría encontrado con que había grabado una hora de nieve.
Unos diez minutos antes de que empezara el episodio, la tele perdió la señal, no solo de la Sexta, sino de todos los canales.
Lo que viene a continuación requerirá alguna explicación sobre cómo es mi casa.
Tenemos dos televisiones, obviamente en dos habitaciones distintas. La "principal" recibe la señal de Euskaltel y está conectada al video bueno y al DVD, mientras que la otra, un poco más pequeña, sigue recibiendo la señal de la antena que teníamos antes. Cuando la Sexta empezó a emitir, sólo podía verse en la tele grande. Ahora la otra también la recibe, pero en muy malas condiciones.
El caso es que ahí estaba yo, a la una de la mañana, viendo que me iba a quedar sin el episodio. Normalmente, lo habría puesto a bajar del eMule y me habría ido a la cama. Habría seguido grabando todos los episodios de la tele hasta que se bajara y los habría ido viendo después. Pero se me presentaba un problema. Esta tarde me voy a Haro, donde no hay ordenador, ni tampoco un video que funcione bien. Tenía que ver el episodio o saltármelo.
Pero es que además la trama estaba en un punto emocionante. En el episodio anterior, a uno de los protagonistas le habían metido un balazo, y no sabíamos si iba a salir vivo.
Así que me cambié de tele. Durante los diez minutos que tardó en empezar estuve yendo de una habitación a otra, lo más silencioso que pude ya que mi padre estaba durmiendo ahí al lado, encendiendo la tele a ver si volvía la imagen. Lo intenté también durante la cabecera y durante los anuncios. Nada.
Así que vi el episodio a través de un montón de copos de nieve que daban vueltas y vueltas en la pantalla. Lo curioso es que, cuanto más lejos estaba de la tele, mejor se veía. Pero dado que la nieve venía acompañada de ese molesto zumbido, tenía que ponerme cerca para oir o bien poner más alto.
Como he dicho, era la una de la mañana y mi padre estaba durmiendo.
Si me quedo viendo la tele hasta tarde (entiéndase por tarde más de las 11), suelo cerrar la puerta de la habitación en la que esté antes de que el ruido vaya a molestar, porque las puertas de esas habitaciones no son las normales con picaporte, sino unas puertas correderas que hacen un ruido de mil demonios.
Imaginaos: yo, a la una de la mañana, con una tele emitiendo algo indiscernible, y moviendo centimetro a centimetro la puerta oyendo brum, brum, brum. ¿Por qué demonios suenan tan altos los sonidos cuando lo que quieres es precisamente no hacer ruido? Es decir, es como si las tablas sueltas del pasillo no hicieran ruido de día, sólo de noche.
Conseguí cerrar de forma más o menos discreta y pude ver el episodio, aunque había veces que no sabía qué estaba pasando. Y si a los personajes les daba por susurrar solo oía el bzzzzzz de la nieve, con lo que la mitad del capítulo tuve que deducirlo. Pero bueno, visto este podré seguir la serie y, cuando vuelva, lo pondré a bajar a ver si lo veo en condiciones.
Esta mañana he comprobado la señal. Vuelve a verse bien.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home