Espacio Catódico

martes, febrero 07, 2006

La Chica en Cuestión Sale con una Superestrella



Cuatroº, ese canal que, politiqueos aparte, tiene la mayor concentración de series por minuto a este lado del cable, ha repuesto desde el primer capítulo la serie Buffy, Cazavampiros. Al vertiginoso ritmo de un episodio diario, no es extraño que estén ya terminando la cuarta temporada, pero de eso hablaremos otro día. El caso es que el otro día dieron Una Estrella (Superstar), ese capítulo en el que Jonathan, un pringaíllo que nunca ha destacado en nada, hace un conjuro de “aumentación” que le convierte en… bueno, en Jonathan. El tío mata demonios, escribe libros, juega profesionalmente a todos los deportes, protagonizó Matrix, ha grabado varios discos,… todo lo que se os ocurra y más. El caso es que el otro día lo estaba viendo y, de pronto, mi cerebro hizo una conexión. Fue una de esas revelaciones que te llegan de pronto y que casi me hace caerme del sofá.
Y ahora es cuando tengo que retroceder (bueno, técnicamente, avanzar) a La Chica en Cuestión, uno de los últimos capítulos de Angel, spin-off de la serie de nuestra querida cazadora. Uno de los peores de toda la serie, debo añadir.
Este capítulo tenía dos historias. Una de ellas apenas llegaría a los diez minutos en total. Exploraba la compleja relación entre dos de los personajes principales, marcada por el amor, el odio, la muerte, el rencor, la traición y el sufrimiento. Volveré a sufrir este capítulo una y otra vez cuando vea esta serie, y esta pequeña historia (¿de amor?) hará que valga la pena.
La trama principal, en cambio, nos mostraba a Angel y Spike reducidos a caricaturas de sí mismos, haciendo gala de una inmadurez y una hipocresía como nunca habían demostrado. Estando en Italia, buscando a la chica que ambos aman, se cruzan (es un decir) una y otra vez con un antiguo enemigo, conocido como “El Inmortal”, que se lo ha hecho pasar muy mal en el pasado. (Pese a lo cual, nunca, jamás, hemos oído que lo mencionasen ni Angel, ni Spike, ni Darla, ni Drusilla.)
El caso es que El Inmortal este es la leche. Que si estuvo en un monasterio budista 150 años, que si ha escalado el Everest, que si ha escrito un libro, que si es un conquistador que las enamora a todas (y todos),… que si puede dejar agotadas en la cama a dos chicas a la vez…
¿Veis dónde quiero llegar? El Inmortal ha usado el mismo hechizo que Jonathan. Incluso, los dos capítulos son igualmente exagerados (over the top, que dicen los yankis). La diferencia es que en Una Estrella sabías que todo aquello no era real, que Jonathan no era así. En el de Angel, para poder reírte, tenías que deshacerte de la molesta sensación de que se estaba contradiciendo el magnífico trabajo de guionistas anteriores.
En fin, Whedon prepara nuevos comics de Buffy, que al parecer harán las veces de una octava temporada, y en los que saldrá este personaje. Espero de verdad que en ellos se confirme esta teoría mía (o como poco, se sugiera la posibilidad), porque es lo único que me permite ver este episodio sin sentir un dolor que roza lo físico.

1 Comments:

  • Buenas
    Gracias pro entrar en mi blog, y como premio por ello y por responder el primero a la pregunta, te llevas la primera temproada de "La zona muerta" en DVD. Mándame un mail (está en el perfil de mi blog) y vemos forma de envío (o contacto si estás en Madrid).

    By Blogger Vogart, at 8/2/06 12:43 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home